EDITORIALES POLÍTICA SOCIEDAD

PEDRO SÁNCHEZ “EL PIADOSO”

Estos días asistimos con estupor y ojipláticos a otra comparecencia de tintes kafkianos de nuestro amado líder, en la que se muestra afligido y lamenta la pérdida del etarra Igor González, quien había cumplido hasta entonces las tres cuartas partes de su condena (desde 2005 cumplía una condena como miembro del “Comando Donosti” de 20 años por los delitos de colaboración con banda armada, depósito de armas y falsificación documental, además parece ser que se habría beneficiado del acercamiento de presos a las vascongadas, habiendo pasado de cumplir condena en Madrid a hacerlo en Soria y luego en San Sebastián).

Es deleznable, amoral y pernicioso para la Democracia que el Presidente del Gobierno tenga la indecencia de “lamentar profundamente” la muerte de un sujeto que ha colaborado a engrosar la lista sangrienta de la banda terrorista ETA, hoy lamentablemente blanqueada y sus miembros puestos en las instituciones cobrando sueldos y/o dietas públicos.

Es deleznable, amoral y pernicioso para nuestra Patria que acepte y continúe teniendo como socios a sujetos contrarios a la Monarquía Parlamentaria y a la Democracia, que pretenden dinamitarla desde dentro mientras cobran los latisueldos de Diputados.

Es deleznable, amoral y pernicioso para la salud democrática que se lamente por la pérdida del sujeto garante de las balas de los pistoleros de ETA, insultando así a todas las víctimas, allegados y familiares de esa banda del plomo.

¿Qué pensarán las familias de las víctimas socialistas?

Al siniestro personaje que tenemos en la Moncloa le da exactamente igual. Está pagando favores y fortaleciendo alianzas con los enemigos de España.

Nuestra solidaridad absoluta con todas las víctimas de la banda terrorista ETA y nuestro compromiso férreo  de lucha contra la corrupción moral y la denigración a la que se ven sometidas las mismas y sus familias.

El peor Gobierno en el peor momento posible; el peor Presidente con las peores intenciones.

Dimita, que se condena.

Impactos: 155

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *