SÁNCHEZ GASTA 17.755€ PARA REFORMAR EL BAÑO DE SU PALACIO DE VACACIONES

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, tiene previsto pasar sus vacaciones de agosto en esta finca, de alto valor medioambiental, salga o no investido.

Sea o no investido, Pedro Sánchez disfrutará este verano de sus vacaciones en el Palacio de Las Marismillas (Doñana), la finca reservada a los presidentes del Gobierno. Desde su llegada al cargo, Sánchez ha realizado una obra en dicha residencia para hacer más agradable su descanso: el arreglo en los baños de la planta baja del palacio, que ha supuesto un coste de 17.755,54 euros. El palacio cuenta con 18 habitaciones y otros tantos cuartos de baño.


Así consta en la respuesta del Organismo Autónomo de Parques Nacionales -que gestiona la finca en cuestión- a una solicitud de información a través del Portal de Transparencia, y a la que ha tenido acceso OKDIARIO. En la misma, se requería, en concreto, el coste de “las obras realizadas en la finca residencia de Las Marismillas desde el 1 de junio de 2018 a la actualidad y coste”.

En la resolución, firmada por el director del Organismo, Juan José Areces, se informa de que desde la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno, en junio pasado, se ha realizado la obra: ‘Arreglo de los baños de la planta baja del palacio’, por el importe señalado.

Como reveló también este periódico, el Gobierno presupuestó además casi 200.000 euros, únicamente para este año, destinado al ‘servicio de mantenimiento de las infraestructuras operativas del Palacio de Las Marismillas, con medios personales y materiales para su conservación y para el desarrollo de las actuaciones de apoyo en las visitas institucionales’. El servicio, que ha sido encargado al grupo público Tragsa, ascenderá en total a 1.624.384,13 euros para los próximos cuatro años, distribuidos de la siguiente manera: 191.557,81 euros en 2019; 433.510,40 en 2010; 430.542,68 en 2021 433.510,40 y 135.262,85 en 2022. Importes con cargo a los Presupuestos.

BASE DE OPERACIONES
Sánchez ha elegido una vez más este palacete en Huelva, en pleno parque de Doñana, un espacio de alto valor medioambiental, para desconectar con su familia de los vaivenes políticos de los últimos meses. Según fuentes de La Moncloa, el líder socialista prevé pasar allí la mayor parte de sus vacaciones. E incluso utilizarlo como base de operaciones, en caso de que la investidura resulte fallida, a fin de mantener una agenda de trabajo de cara a septiembre. Si este jueves sale investido del Congreso, el socialista afronta unas semanas intensas, en las que deberá diseñar los primeros pasos del Gobierno de coalición con Podemos. Y si no es así, ocuparse en la estrategia para, a la vuelta, someterse a una nueva investidura o ir a elecciones.

Sánchez planea utilizar esta finca como si de un presidente de pleno derecho se tratase, aún si no sale investido y por tanto, sigue en funciones. El verano pasado, el socialista también pasó unos días en el palacete de La Mareta, en Lanzarote, y en Mojácar (Almería), el que fuera su lugar de vacaciones habitual antes de llegar a La Moncloa y al que Sánchez también quiere regresar este año. Cabe recordar que fue allí donde el socialista fue ‘pillado’ con su mujer en un chiringuito, en un momento convulso para el PSOE, cuando el partido debatía el voto ante la primera votación de investidura de Mariano Rajoy, en 2016.

UN REFUGIO DE LUJO
El año pasado, Sánchez inició sus vacaciones el 7 de agosto, tras entrevistarse con el Rey en el Palacio de Marivent (Mallorca). En esta ocasión, antes de irse de viaje, deberá resolver otros compromisos, ya que, además del debate de investidura, que finaliza con la votación de este jueves, el último Consejo de Ministros se celebrará el próximo 2 de agosto. Se prevé que el presidente en funciones se tome todo el mes de vacaciones.

El ahora candidato socialista ya utilizó Las Marismillas como ‘despacho’ el verano pasado, cuando invitó a la canciller alemana, Angela Merkel, a pasar allí un fin de semana.

Las Marismillas ha sido un refugio de lujo por el que han pasado todos los presidentes. Cuenta con casi 11.ooo hectáreas de finca y varios kilómetros de playa virgen.

Fuente:
https://okdiario.com/espana/pedro-sanchez-gasto-17-755e-reformar-bano-palacio-vacaciones-donana-4406802?utm_campaign=ok&utm_medium=Social&utm_source=Facebook&fbclid=IwAR2iSDVN3fdSxYsuge7NfCYvu4fkr1pGlTM7POhttYm1CQ2bNxkuWm5ZRFE#Echobox=1564036465

Impactos: 1048

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *